El Dolmen de Soto de Trigueros

EL DOLMEN DE SOTO DE TRIGUEROS

19 de junio de 2016

 

Dolmen de Soto en TriguerosDe pie, junto a la entrada del Dolmen de Soto. Entrar agachados, como lo harían los hombres y mujeres de hace más de cinco mil años, por una entrada un poco angosta, pero que no supone ningún inconveniente para nadie, por muy alto que sea. Ya nos hace empequeñecer el tamaño de los bloques de piedra puestos en pie. Y más aún los colocados en el techo, que te dejan sin palabras: Silencio. Es como cuando se entra en una majestuosa catedral barroca, pero en medio de la campiña onubense. Caminar por El Corredor, cabizbajo, mirando hacia el suelo, hacia los pies, sin ver “el destino de nuestros pasos en la vida”. Llegar finalmente a La Cámara, que es un ensanchamiento del corredor. Y una vez allí,erguirte y descubrir el corazón y alma del Dolmen. Justo en ese instante, un sentimiento de calma, de sosiego, recorre cada poro de tu piel. Esa misma piel erizada como la de aquellos hombres y mujeres que recorrieron contigo esos mismos pasos pero decenas de siglos atrás. Sientes el mismo frescor de la piedra, la misma penumbra que te envuelve y descubres, igual que ellos y ellas, ese estrecho pasillo que te lleva a la luz. Aquí y ahora, es cuando comprendes el verdadero significado de este Templo Megalítico al Transito entre la Vida y la Muerte.

 

Pincha en el enlace para seguir leyendo:

EL DOLMEN DE SOTO EN TRIGUEROS

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *