Jesús Cano de la Iglesia. ‘1212. Las Navas de Tolosa’, un cómic histórico espectacular

  • Su autor es el profesor de historia Jesús Cano de la Iglesia

  • “Es una batalla crucial porque supuso el inicio del derrumbe de la España musulmana”, asegura

JESÚS JIMÉNEZ (@vinetabocadillo)

Siempre comentamos las enormes posibilidades que tiene la historia de España para ser adaptada al cine y al cómic, aunque en el primer caso conlleve la necesidad de grandes presupuestos. Pero el mejor ejemplo de lo segundo es 1212. Las Navas de Tolosa (Ponent Mon), un cómic que mezcla el espectáculo de una gran batalla medieval con el rigor histórico, ya que su autor, Jesús Cano de la Iglesia, es profesor de Historia.

Una batalla que tuvo lugar el 16 de julio de 1212, cuando un ejército cruzado dirigido por Alfonso VIII de Castilla, con la ayuda de Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra se enfrentó, en Sierra Morena, a las tropas musulmanas comandadas por el califa almohade al-Nasir.

“La batalla de las Navas de Tolosa es crucial porque supuso el inicio del derrumbe y descomposición de al-Andalus o la España musulmana –asegura Jesús-. Hasta ese momento la Península estaba dominada a la par por la Cristiandad y por el Islam. Tras las Navas los musulmanes no se recuperan y comienza el largo fin de al-Andalus. Fue un auténtico punto de inflexión”.

Pero… ¿qué es lo que le llevó a elegir este acontecimiento histórico? “Ante todo y sobre todo me considero un divulgador de la Historia, cosa que hago a diario por mi condición de docente –asegura Jesús-. Y dentro de la Historia siempre, desde pequeño, he tenido una debilidad por el medievo en general y por la guerra medieval en particular. Por eso pensé en hacer en un cómic que contase el período clave de la llamada Reconquista que va desde la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 hasta la conquista cristiana de Sevilla en 1248, en el que de una forma vertiginosa se suceden batallas, asedios, cabalgadas, asaltos por sorpresa, etc. Pero cuando empecé a leer sobre las Navas de Tolosa vi que había un potencial enorme para hacer un cómic dedicado sólo a esta batalla.

 

Espectacularidad y rigor histórico

A pesar de la espectacularidad del cómic, que podéis adivinar por las imágenes que acompañan a este artículo, Jesús asegura que el cómic está basado en los hechos históricos: “He intentado que todo sea historia y nada de leyenda, y menos aún de fantasía. El rigor histórico ha sido una obsesión y eso es una de las causas del largo tiempo que lleva hacer un cómic de estas características, puesto que previamente te tienes que documentar. Yo he trabajado como historietista o autor total: Documentación, sin duda la labor que más tiempo lleva, guión, dibujo y color”.

“Pero para amenizar el relato en tercera persona –confiesa- decidí hacer una mezcla de personajes históricos y ficticios, que llevara también a la aparición de diálogos. Éstos últimos son lo único inventado por mí, pero siempre tratando de que fueran personajes muy representativos y creíbles del momentos. Concretamente un caballero calatravo, don Nuño, y Álvaro, su escudero. O el caballero Abu Ibrahim y su familia, en representación de una familia andalusí acomodada”.

Jesús resume así el argumento del cómic: “A través de un grupo de caballeros de la orden de Calatrava se narran los pormenores que llevaron a la batalla, para lo cual se retrocede a los acontecimientos de dos años antes, en 1210, y luego se van narrando los hechos que llevaron al rey castellano Alfonso VIII a organizar la cruzada contra el imperio almohade, dominador de al-Andalus. Y desde el otro lado también se narran los preparativos que inicia el califa almohade al-Nasir partiendo desde su capital en Marrakech. Con detalle se cuentan los obstáculos que tuvo que ir superando el ejército cristiano desde su partida en Toledo hasta llegar al campo de batalla. La segunda mitad del cómic es la narración del choque campal o de la batalla en sí. Y finalmente se describe el final de la campaña con el regreso de los cruzados victoriosos a Toledo”.

Viñetas de '1212. Las Navas de Tolosa'Viñetas de ‘1212. Las Navas de Tolosa’

Los protagonistas

Sobre los protagonistas históricos, Jesús asegura que: “El cómic es ante todo narrativo. Los personajes tienen en realidad muy poco desarrollo. Su función es la de amenizar el relato creando momentos de diálogos que alternen con los puramente narrativos. Los personajes históricos son el rey castellano Alfonso VIII, organizador y comandante del ejército cruzado; el arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, su fiel colaborador y testigo de la batalla, cuya obra Re Rebus Hispaniae, es una de las principales fuentes históricas que tenemos para el conocimiento de la batalla; el señor de Vizcaya Diego López de Haro, el principal lugarteniente del rey castellano; el arzobispo de Narbona, Arnau Amalric, el implacable cruzado perseguidor de herejes albigenses en Francia que ahora quiere combatir en la cruzada contra los infieles de la Península Ibérica; Pedro II de Aragón, fiel aliado de Alfonso VIII; Sancho VII, el controvertido rey navarro que a última hora también se sumó a la cruzada; y al-Nasir, el califa almohade, temeroso en todo momento del choque campal con los cristianos que no tuvo más remedio que afrontar”.

En cuanto a los personajes ficticios. “Son Don Nuño, un adusto monje guerrero, es decir, un freire, de la orden de Calatrava. Álvaro, el escudero de don Nuño, un jovenzuelo inocente que va descubriendo con estupor las contradicciones y las crueldades de la guerra. En realidad es el personaje que tiene algo más de desarrollo. Y Abu Ibrahim, un noble de Baeza, exponente de la nobleza andalusí, que no como tal ve a los almohades como norteafricanos y extranjeros, pero que los acepta porque reconoce que solo con su ayuda militar podría parar a los cristianos”.

Viñetas de '1212. Las Navas de Tolosa'Viñetas de ‘1212. Las Navas de Tolosa’

Una excelente documentación

Siendo profesor de historia, Jesús ha dedicado un esfuerzo especial al proceso de documentación: “Leí mucho de los mejores especialistas e historiadores que han escrito sobre la batalla, quienes a su vez han estudiado las fuentes históricas del siglo XIII y XIV, que son el auténtico material que tenemos para conocer este acontecimiento. Concretamente: Las Navas de Tolosa 1212. Idea, liturgia y memoria de la batalla, de Martín Alvira CabrerLas Navas de Tolosa, de Francisco García FitzLas Navas de Tolosa. La batalla, de Mª Dolores Rosado Llamas Manuel Gabriel López PayerCastilla y León frente al Islam. Estrategias de expansión y tácticas militares, siglos XI-XIII., de Francisco García Fitz. YEl lunes de las Navas, de Carlos Vara Thorbeck”.

“Pero a estos libros se unen también publicaciones diversas y material visual de todo tipo para la documentación referida a equipos militares y armamento. En este aspecto ha sido importante también contar con la colaboración de amigos recreacionistas de la época” -concluye-.

Viñetas de '1212. Las Navas de Tolosa'Viñetas de ‘1212. Las Navas de Tolosa’

“’Blueberry’ es uno de mis principales referentes”

Pero esa documentación no incluye sólo libros de texto sino también cómics. “No oculto que el Giraud de Blueberry es uno de mis máximos referentes –confiesa Jesús-. Si dibujas cómic histórico tienes que defenderte dibujando caballos, y este sentido Blueberry es ideal para aprender a dibujarlos. Además, la Edad Media española tiene mucho de western, pues una de las formas más recurrentes de hacer la guerra eran las llamadas “cabalgadas”.

“Como modelo de cómic histórico ambientado en el Medievo –añade Jesús- la serie Las Torres de Bois-Maury de Hermann para mí es fundamental. No oculto tampoco su influencia en algunas viñetas y en la forma de tratar algunas escenas de acción. La preocupación por crear ambientes y arquitecturas correctas y rigurosas, que es uno de los puntos fuertes de mi cómic, es algo que he aprendido viendo, no solo Las Torres de Bois-Maury, sino también la serie Vasco, de Gilles Chaillet, o la tercera parte de Los compañeros del crepúsculo, de Bourgeon”.

“Y aunque lo he leído ya con mi cómic acabado, me he llevado una grata sorpresa con el integral Napoleón publicado también por Ponent Mon, pues presenta una puesta en escena muy parecida a la mía, tanto en el estilo de dibujo, como en la narración, como en la intención general. Y además, los autores, Liliane y Freud Funcken, son historiadores también”.

En cuanto a películas. “Reconozco que algunas escenas de la batalla de Braveheart me inspiraron –afirma Jesús-. Pero otras imágenes, encontradas por aquí y por allá, o de mi propio imaginario, acabaron por definir el planteamiento visual de la batalla”.

Viñetas de '1212. Las Navas de Tolosa'Viñetas de ‘1212. Las Navas de Tolosa’

Espectaculares escenas de batallas

Con esos referentes visuales, el cómic es espectacular, aunque destacaríamos las multitudinarias escenas de batallas. “La batalla de las Navas de Tolosa fue un hito excepcional –asegura Jesús-. Combatieron cerca de 30.000 hombres, algo inusual en una época en la que cada ejército no sumaba más de 2000 o 3000 hombres. Por eso las viñetas tenían que reflejar masas de combatientes en plena lucha. Tenían que ser imágenes de grandes planos generales y al mismo tiempo muy dinámicas. Pero también se combinan con viñetas de plano medio o incluso primeros planos en algunos casos. El planteamiento de la batalla es algo cinematográfico en algunos momentos. Pero siempre combinando el relato histórico con el cuidado de no perder la hilazón y la continuidad”.

“En cuanto a mis dibujos –asegura Jesús-, siempre he dicho que posiblemente mis cómics gusten más a los aficionados a la Historia que a los aficionados al Cómic. Mi dibujo es tradicional, clásico, lineal. No se caracteriza por tener una personalidad definida. Más bien es un dibujo solvente que busca lo correcto y una clara visualización de las cosas. Porque esa es mi preocupación. Enseñar a través de la imagen. Por tanto tienen que ser imágenes claras, didácticas, fáciles de entender y que al mismo tiempo den la mayor información posible. De ahí también la importancia de los detalles. Yo sé que además de un público general hay también muchos aficionados a estos temas que van a escrutar las imágenes. Por tanto ese es el punto fuerte que pretendo: el rigor histórico también en lo que se muestra. Mi objetivo último ha sido en realidad hacer una versión visual de la batalla de Las Navas de Tolosa, a falta de una película o documental televisivo sobre la misma”.

Viñeta de '1212. Las Navas de Tolosa'Viñeta de ‘1212. Las Navas de Tolosa’

“Como profesor –continúa Jesús- tengo muy claro que el cómic tiene muchas posibilidades, pero es necesario que se trabaje desde varias asignaturas y por iniciativa de varios profesores y no como recurso de un solo profesor aislado. Yo lo he trabajado en clase con resultados satisfactorios. Al final siempre vamos a lo mismo: la cultura del cómic tiene que mejorar en este país, y no verse como algo de jóvenes y de frikies”.

Aclarar que no es el primer cómic histírico que publica Jesús: “La Editora Regional de Extremadura (ERE) me publicó en 2009 el cómic titulado Alonso Guzmán. Entre moros, judíos y conversos, que narra una historia completamente ficticia ambientada en la época de los Reyes Católicos, en la que un soldado cristiano regresa de la guerra de Granada y se ve envuelto en una trama contra conversos y judíos”.

Y tampoco será el último: “No hay que olvidar que yo trabajo en mi tiempo libre, y ahora, por cuestiones personales, ando algo parado. Pero tengo iniciado un nuevo cómic ambientado en 1812, en torno a la Pepa, la Constitución de Cádiz, nuestra primera constitución. Pero no quiero dar más detalles. No obstante sobre el Medievo también tengo otras ideas y no tardaré en volver a él”.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *