La obra ‘La Adoración del Cordero Místico’ revela secretos tras su restauración

La obra ‘La Adoración del Cordero Místico’ revela secretos tras su restauración

Por Philippe AGRET Por Philippe AGRET18 de octubre de 2016

https://es.noticias.yahoo.com/la-obra-la-adoraci%C3%B3n-del-cordero-m%C3%ADstico-revela-131556009.html

 

Fotografía: La Adoración del Cordero Místico’, el retablo pintado por los hermanos Van Eyck en 1432 en la catedral de San Bavón en la ciudad belga de Gante, fotografiado el 12 de octubre de 2016

‘La Adoración del Cordero Místico’, obra de arte de la pintura primitiva flamenca (1432), es una de las más conocidas en el mundo después de La Gioconda. Seiscientos años más tarde, aún reserva sorpresas.

Es lo que revela la restauración de este políptico de los hermanos Van Eyck en Gante, en el norte de Bélgica.

“Podemos decir que es como el redescubrimiento de la Capilla Sixtina después de la restauración de la cúpula de Miguel Ángel”, dice a la AFP la conservadora y restauradora del Instituto Real del Patrimonio Artístico (IRPA) de Bruselas, Marie Postec.

“La obra original estaba escondida por mantos de suciedad. Los colores estaban totalmente alterados. Hoy, nos pasa lo mismo aquí. Tenemos la suerte de asistir al renacimiento de una obra”, explica la restauradora durante la presentación de la primer fase del tratamiento del Cordero.

Desde hace una semana, las tablas exteriores del retablo y sus marcos volvieron a la catedral de San Bavón, en Gante, en la provincia de Flandes oriental, después de pasar cuatro años en la sede del IRPA, donde fueron estudiados.

El instituto había realizado la última gran restauración de esta obra entre 1950 y 1951.

Sobre los ocho paneles restaurados -el políptico reúne en total 24-, se pueden contemplar la Anunciación de la Virgen, dos San Juan (Evangelista y Bautista, patrón de Gante) y los mecenas del cuadro: el rico comerciante Joos Vijdt y su mujer, Elisabeth Borluut.

El Cordero Místico, que simboliza al Cristo, aparece en el medio de los paneles internos del retablo. El animal también era el emblema de las corporaciones de pañeros cuando, en la Edad Media, Gante era la capital del comercio de sábanas de lana en Europa.

En su momento, el políptico, cuya interpretación es compleja (se le detectan referencias al texto sobre el Apocalípsis), permanecía cerrado la mayor parte del tiempo. Solamente se abría durante las grandes fiestas cristianas. Abierto, mide 3,75 x 5,20 metros.

– Varias capas de pintura y barniz –

Durante el tiempo que duró el estudio, el equipo de diez restauradores descubrió que las pinturas sobre madera que decoraban el dorso de los paneles del Cordero estaban recubiertos de viejos barnices que se habían vuelto amarillentos y de una capa espesa de pinturas adicionales del siglo XVII e incluso del XVI.

“Hoy ya no se recubre la materia original. Antes, los restauradores era en realidad pintores y, en vez de retocar minuciosamente los vacíos, volvían a pintar la totalidad de una figura”, explica Postec.

Para redescubrir el Cordero auténtico de los hermanos Van Eyck, comenzado por Hubert y finalizado por el menor, Jean, doce años más tarde, hubo que sacar delicadamente las pinturas adicionales, centímetro por centímetro.

“No había espacio por detrás, sólo un fondo negro uniforme. Y, de repente, al restaurarlo, encontramos una materia luminosa. Descubrimos pliegues del siglo XV que habían sido simplificados después de las repinturas, así que es una lectura totalmente diferente”, precisa la restauradora francesa.

“El vestido, por ejemplo, de la mecenas, había sido repintado con un rosa sombrío. Hoy es un rosa muy luminoso y claro”, agrega.

Iniciado en 2012, el renacimiento del Cordero, financiado en un 80% por las autoridades flamencas (1,5 millones de euros), todavía no está terminado. La segunda fase comienza esta semana.

“Todavía queda toda la parte interior para restaurar y los paneles inferiores del retablo abierto están en este momento en el museo de Bellas Artes de Gante (MSK), donde se instaló un taller para su restauración desde el inicio del proyecto”, cuenta Postec.

Estos paneles internos son actualmente reemplazados por reproducciones fotográficas.

El Cordero místico enteramente restaurado debería volver a la catedral de San Bavón en 2020, “año temático Van Eyck”.

¿Totalmente restaurado? En realidad no. Sigue faltando el panel de los Jueces Justos, que desapareció misteriosamente una noche de abril de 1934. Nunca fue encontrado y se reemplazó por una copia. Es uno de los enigmas más fascinantes de la historia del arte.

De hecho, la obra de arte de Van Eyck, inscrita en el patrimonio mundial de la UNESCO, fue robada en varias ocasiones a lo largo de los siglos.

Su resurrección se acompaña de la exposición ‘Restauración/Revelación – Los paneles exteriores del Cordero Místico’, que puede verse hasta el 28 de mayo de 2017 en el museo Caermersklooster de Gante.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *