Los profesores de Historia se movilizan contra el cambio de temario de Selectividad

Los profesores de Historia se movilizan contra el cambio de temario de Selectividad

Consideran que la Junta pone en una situación de desventaja a los alumnos andaluces a cuatro meses del examen

Advierten de que cambia también el modo de evaluar, ya que primará la memoria en lugar de la capacidad de análisis

El temario de Historia de España para Selectividad se ha ampliado a cuatro meses del examen
El temario de Historia de España para Selectividad se ha ampliado a cuatro meses del examen – ABC

Los profesores de Historia de España de 2º de Bachillerato se están movilizando en Andalucía contra la ampliación del temario de Selectividad a cuatro meses del examen. Las redes sociales son un hervidero y por ellas circulan ya tres comunicados de profesores de Historia de toda Andalucía que piden que la Junta de Andalucía recule y no amplíe el temario. «Es inaceptable el cambio de contenidos, sea cuales sean, a cuatro meses de la celebración de la prueba. Esto es -a juicio de este colectivo- despreciar el trabajo de los profesores y poner en una situación de desventaja a los alumnos andaluces».

Todos los años, la Universidad convoca a los profesores de Historia de 2º de Bachillerato para resolver dudas o aclarar cambios con respecto a la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Evau), como así se llama ahora la Selectividad. En esta ocasión, la reunión no se ha convocado hasta el viernes 17 de febrero, casi dos meses después de que el Gobierno central publicara la Orden que regula las pruebas de ese examen y siete días después de que la Junta publicara las orientaciones para ese examen, en la que aparecen cambios significativos en materia de Historia de España. Eso explica que se multiplicara la asistencia de profesores con respecto a encuentros pasados y que el ambiente fuera bastante tenso, ya que numerosos docentes intervinieron para expresar su disconformidad con la decisión de ampliar el temario de Historia de España para la Selectividad.

A raíz de ello, profesores de Historia de Bachillerato de Sevilla redactaron un comunicado rebelándose contra la decisión de la Junta de ampliar el temario. Con este comunicado (https://docs.google.com/document/d/10NqEZaq-W2NzAg1Y8cak3H43PgjuwiQXx85-TjSH7Rw/mobilebasic) que está circulando ya por las redes sociales en señal de protesta son tres las iniciativas de profesores de Andalucía para mostrar su rechazo a los cambios en el examen de Selectividad. Así, el profesor de Córdoba José Rafael Toro está recabando firmas contra este cambio en change.org (https://www.change.org/p/consejer%C3%ADa-de-educaci%C3%B3n-de-la-junta-de-andaluc%C3%ADa-compromiso-de-la-consejer%C3%ADa-de-educaci%C3%B3n-sobre-la-prueba-de-selectividad-para-2017-2018?recruiter=34866147&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=share_for_starters_page&utm_term=des-lg-no_src-no_msg) y el docente de Bachillerato Manuel Jesús Fernández Naranjo busca también apoyos en su blog (http://linkis.com/manueljesus.es/YRBbe).

 

En el nuevo comunicado que han redactado el sábado 18 de febrero profesores de Bachillerato de Sevilla que imparten la asignatura de Historia de España se protesta porque «a menos de cuatro meses para la realización del examen (12 de junio de 2017) nos confirman que para historia de España los contenidos ya no son los 300 años que han centrado el temario en los últimos cursos anteriores (siglos XVIII, XIX y XX). Ahora deben abarcar desde la Prehistoria, remontándonos hasta unos 300.000 atrás». Asimismo, los profesores recuerdan que «en el curriculum la asignatura dispone de tres horas semanales para esta extensión de contenidos», un tiempo con el que difícilmente podrán desarrollar toda la materia.

Los profesores de Historia del Arte advierten que no sólo se han producido cambios en los contenidos del examen, sino también en el modelo, ya que «en la prueba para este año se sustituye el comentario de documentos o fuentes de la Historia, que suponía un ejercicio de análisis causal de los hechos y de la expresión escrita, por preguntas semiabiertas y cortas. De este modo, se da más valor a la memoria, los datos, el detalle descontextualizado, que al estudio de los procesos históricos en sus dimensiones económicas, políticas, sociales y culturales, y no se evalúa la capacidad de análisis y aplicación de los mismos a las fuentes documentales de distinto tipo».

Si antes el tema daba 7 puntos y la contestación de las preguntas memorísticas un 3, ahora el temario vale 5,5 puntos y las preguntas 4,5 puntos. Por esa razón, el 45% de la nota depende de tres preguntas. «Esto modelo de prueba implica, por tanto, una metodología y una didáctica absolutamente contraria al análisis causal de los procesos históricos complejos y al uso de las fuentes correspondientes», indican los profesores.

Por otra parte, los docentes de Historia de España subrayan que aunque es cierto que todos los implicados en los cambios que se han producido (Gobierno central, Junta, universidades y profesorado) «debemos aceptar y cumplir la normativa, pues es Ley», «la consideramos completamente injusta». «¿De verdad quieren educar ciudadanos críticos o limitarnos al adiestramiento», se preguntan los profesores, quienes recuerdan que la propia Orden de Bachillerato de 14 de julio de 2016 desarrolla el curriculo correspondiente a Bachillerato regula que «la Historia de España es un ejemplo donde se desarrollan los hechos que nos llevan a potenciar el carácter formativo de los mismos para reforzar en el alumnado sus capacidades de espíritu crítico, análisis, interpretación de elementos complejos, dominio de las técnicas del trabajo intelectual y razonamiento».

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *