Entrevista. Rafael Sánchez Saus: «Se ha idealizado Al-Andalus a pesar de la humillación que sufrieron los cristianos» (ABC, 07/03/2016) 

Entrevista.

Rafael Sánchez Saus: «Se ha idealizado Al-Andalus a pesar de la humillación que sufrieron los cristianos»

Este martes se presenta el nuevo libro del historiador Sánchez Saus, que denuncia que hay intereses académicos y políticos por mostrar Al-Andalus como un mundo irreal

El catedrático de Historia Medieval, Rafael Sánchez Saus
El catedrático de Historia Medieval, Rafael Sánchez Saus – RAÚL DOBLADO
Sevilla 

– En su libro «Al-Andalus y la Cruz» denuncia la humillación a la que fueron sometidos los cristianos en los territorios conquistados por los árabes a partir del siglo VIII. ¿Qué le hizo escribir sobre esto?

-Mi experiencia como profesor de Historia Medieval de España me hizo ver el grado de desconocimiento que mis alumnos tenían sobre la mayoría cristiana en Al-Andalus, que representaba el 90% del califato.

-Usted critica la perversión del «estatuto de dimma», un estatuto que los musulmanes implantaron tras la conquista y que, a su juicio, era un sistema para garantizar el sometimiento de los cristianos y los judíos. ¿A qué humillaciones se les sometía?

 -El estatuto de dimma es un resultado de la yihad o guerra santa. Primero hay una conquista violenta y en el curso de esa yihad los conquistados pierden todos sus derechos y bienes, de modo que pueden convertirse al Islam o ser expulsados. A los cristianos y judíos el estatuto de dimma les permite que, a cambio de reconocer la superioridad del Islam y de los musulmanes en todos los campos de la vida, se les revierte una parte de los derechos que la yihad les ha arrebatado. De ese modo, se les devuelven sus bienes en usufructo a cambio de entregar una importante renta.
Sánchez Saus
Sánchez Saus– R. DOBLADO

-¿Los cristianos de Al-Andalus eran ciudadanos de segunda categoría frente a los musulmanes?

-No había igualdad jurídica de ninguna manera porque un cristiano valía igual que una musulmana, quien a su vez valía la mitad que un musulmán.

-Muchos libros de texto nos venden que los musulmanes no persiguieron a los cristianos.

-Las fuentes árabes de Al-Andalus nunca hablan de los cristianos, dan la impresión de que están en un país musulmán y árabe, ocultan todo lo que sucedía con la mayoría cristiana y sus vicisitudes, por lo que tampoco mencionan las persecuciones. Tenemos en el siglo IX o X algunas fuentes de otro tipo que sí confirman persecuciones, ejecuciones y una gran presión social sobre los cristianos. Por otra parte se crearon condiciones culturales para que la gente aceptara progresivamente el Islam mediante una gran presión, perdiendo sus señas de identidad vinculadas a la tradición visigoda y romana.

-¿La dimma está aplicándose hoy día?

-Claro, pero sólo se aplica en toda su extensión en aquellos sitios donde está presente la Sharia o Ley Islámica, como Arabia Saudí, Kuwait… En Pakistán, otro país donde hay casos de gravísima violencia sobre minorías cristianas, también se aplica la dimma, como ocurrió en el caso famoso de Asia Bibi, una mujer cristiana que fue condenada por supuesta blasfemia.

-¿Qué debe hacer Europa si países wahabíes, como Arabia Saudí, financian mezquitas en territorio europeo pero es imposible que los cristianos u otras religiones construyan sus iglesias en Arabia Saudí?

-Eso no sólo pasa con los países wahabíes. En Marruecos no se pueden construir nuevas iglesias cristianas, ni se puede hacer evangelización de la población, y eso forma parte de la aplicación de una parte del estatuto de la dimma. En nombre de los derechos humanos, Europa debería exigir a esos países árabes reciprocidad para los cristianos. Yo creo en la libertad religiosa. Si hay musulmanes en Sevilla, entiendo que quieran tener una mezquita para practicar su religión. No me satisface que tengan que rezar en un garaje o en un sótano.

-Critica esa dimmi pero los Reyes Católicos hicieron algo muy parecido. Quienes no se convirtieron en apostatas tuvieron que dejar la península.

-Los cristianos dieron mejor trato a los musulmanes en territorios cristianos porque nunca usaron el principio de humillación continuada que sí buscaban los musulmanes sobre los cristianos. A los mudéjares se les permitió profesar su religión hasta principios del siglo XVI, cuando con los Reyes Católicos se decide su conversión o expulsión y fue por otros motivos, ya que se buscaba un factor de carácter político vinculado al surgimiento del Estado moderno.

-¿Es verdad que Mahoma mencionó que había que conquistar Al-Andalus?

-Eso es una tradición que no tiene muchos visos de ser verdad porque en tiempos de Mahoma no se llamaba Al-Andalus. La importancia que tiene eso es poner eso en boca del profeta el designio de que Al-Andalus tiene que ser musulmana y mientras eso no suceda habría un deseo de Mahoma incumplido.

-¿Se ha mitificado Al-Andalus?

-Sí. Pues porque desde el siglo XIX se enaltece todo lo que tenga que ver con la España musulmana y en las últimas décadas ha aparecido esa mitificación para contraponerla a otros períodos de la época de España, más concretamente para execrar a la España cristiana. Desde la Transición, en Andalucía hay entidades y personas que reivindican con mucho énfasis el pasado andalusí porque piensan que eso marca alguna diferencia con el resto de España e intentan buscar las raíces de un andalucismo, de un posible nacionalismo andaluz, pero eso es algo fracasado porque no tiene raíces sociales.

El mundo académico, que incluye la Universidad, está profundamente ideologizado. Sánchez Saus

-Llega a calificar de «irresponsabilidad» y «deshonestidad histórica e intelectual» esa idealización de Al-Andalus.

-Claro. Los historiadores no son nada críticos con Al-Andalus. Eso es una deshonestidad histórica porque no se puede aplicar unos criterios de criticismo sobre cualquier período de la historia y eximir a Al Andalus de esa crítica para hacerla aparecer como un mundo absolutamente irreal que no tiene nada que ver con la verdad histórica de lo que pasada en esa sociedad. ¿Por qué se perpetúa eso? Porque hay unos intereses académicos políticos detrás.

-¿A quién se refiere?

-El mundo académico, que incluye la Universidad, está profundamente ideologizado. Una parte de la ideología marxista se ha refugiado en la exaltación del mundo árabe para contraponerlo al mundo occidental y cristiano.

-Afirma que pagaremos un precio por la «irresponsabilidad» de idealizar Al- Andalus. ¿Cuál será?

-El desafecto hacia la única realidad social y política posible que es la de una España y una Andalucía vinculada a nuestra sociedad, nuestra historia y nuestro modelo occidental. Si nosotros incurrimos en la crítica exacerbada de esas raíces y planteamos una idealización de Al-Andalus, vinculada a una expansión de unas ideas islamistas, estamos debilitando nuestra capacidad de resistencia hacia eso.

-¿Hoy es posible crear un marco de convivencia y tolerancia entre los musulmanes y otras religiones?

-Sí, siempre y cuando todas las comunidades asuman los principios que han demostrado hasta ahora que son los únicos que permiten esa convivencia, que son los de las sociedades occidentales, democráticas y libres.

Sánchez Saus, en su despacho
Sánchez Saus, en su despacho– R. DOBLADO

-Naciones Unidas compró a José Luis Rodríguez Zapatero la idea de la Alianza de las Civilizaciones. ¿Qué efectividad ha tenido?

-Ha sido un fracaso. Con ello Zapatero pretendía quebrar la línea fundamental de la política española en años anteriores, muy vinculada a EE.UU y al mundo occidental.

-En Sevilla tenemos la Fundación Tres Culturas creada por Marruecos y la Junta y financiada en parte por la UE.

-Está bien que haya intentos de aproximación en el ámbito de la cultura y científico con el mundo islámico y árabe. Lo que no se puede es ser ingenuo, por lo que siempre hay que pedir reciprocidad. El Gobierno español debe pedir a Marruecos que permita la promoción de sus valores en Marruecos.

Miles de refugiados musulmanes quieren entrar en Europa ¿Se adaptarán a vivir en Europa?

-La experiencia nos dice que estas comunidades, cuando son muy numerosas y tienen la posibilidad de mantener sus estructuras internas, no se diluyen, sino que resisten y reproducen esas situaciones de las que proceden, creando quistes en ciudades europeas. Eso ha ocurrido en Alemania, donde se ha visto la inadaptación de esas personas a los estilos de vida de Europa y Occidente. Eso ha pasado también en Francia, Inglaterra… por lo que vislumbro problemas mayores de los que tenemos ahora si eso se aborda de la manera que se está haciendo.

-Es catedrático de Historia Medieval y defiende la figura histórica de los Reyes Católicos. Eso nos lleva a la unidad de España y la declaración de independencia de Cataluña. ¿Piensa que finalmente se producirá esa fractura?

-Se puede producir aunque haya un 50% en contra porque es una cuestión de proyecto político y al mismo tiempo de gente organizada buscando un fin. No importa que haya muchos más que no lo quieran si no se organizan para contrarrestar eso. La historia está llena de episodios en los que minorías organizadas, como sucedió en Al-Andalus con los musulmanes, son capaces de imponerse a poblaciones desestructuradas para explotarlas durante cientos de años. Esas fuerzas separatistas pueden aprovechar el agotamiento de un sistema, como ocurre en España, para llegar a una situación de hecho que sea irreversible.

La construcción de una nueva realidad nacional, ha implicado una manipulación de la historiaSánchez Saus

-Los separatistas catalanes reinterpretan la historia para adaptarla a sus necesidades. ¿Le asombra?

-No. Siempre, y ellos lo saben, la construcción de una nueva realidad nacional, ha implicado una manipulación de la historia.

-¿A ERC y CiU (hoy Democracia y Libertad) les viene bien la dificultad para formar gobierno y la repetición de elecciones nacionales?

-Eso es algo circunstancial. Lo que ha permitido el surgimiento del catalanismo con un proyecto independentista claro ha sido el hecho de que desde hace décadas el Estado español ha desaparecido de Cataluña por el tema de la educación y las condiciones en las que se pacta la Transición.

-Si los Reyes Católicos levantaran la cabeza…

-No sólo ellos, sino también Carlos III, Felipe II…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *