El Alcázar de Sevilla entre costuras

El Alcázar de Sevilla entre costuras

http://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-alcazar-sevilla-entre-costuras-201701152345_noticia.html

Técnicos del monumento realizan a la vista de los visitantes trabajos de restauración en fuentes, telas y tapices

Restauración en el Alcázar de Sevilla
Restauración en el Alcázar de Sevilla – RAÚL DOBLADO
ROCÍO MONTERO, Sevilla – 

Los visitantes del Real Alcázar de Sevilla se muestran algo sorprendidos cuando observan en su recorrido por el conjunto monumental a técnicos de restauración realizando trabajos de conservación en fuentes, tapices, telas y otras piezas del rico patrimonio histórico y artístico del Alcázar. No se trata de una actuación puntual. «El patrimonio es un valor social y sólo se conserva aquello que se comunica». Partiendo de esta premisa, la directora conservadora del Alcázar, Isabel Rodríguez, explica que los restauradores del Real Alcázar se han convertido también en protagonistas en las visitas turísticas durante todo el año.

Según asegura, los ciudadanos muestran un gran interés por conocer la rehabilitación del patrimonio. En respuesta a esta necesidad de conocimiento, se está llevando a cabo en la Sala Cantarera del Alcázar la restauración de una pintura sobre tela, titulada «Jarrón», de grandes dimensiones y denominada sarga, donde se ha improvisado un taller a la vista de todo el público.

 La sarga o tela pintada para decorar paredes que está siendo ahora restaurada forma parte de la colección pictórica de Bacarisas, que habitualmente se exhibe en el Palacio Gótico del Alcázar. La colección proviene del encargo que realizó el Rey Alfonso XIII al pintor Gustavo Bacarisas para decorar el Pabellón Real de la Exposición Iberoamericana celebrada en Sevilla en 1929. Esta sarga, debido al avanzado deterioro de su soporte textil, fue desmontada en una primera fase de urgencia para una intervención.
 
Según detalla Laura Pol Méndez, especialista en conservación y restauración de textiles, la técnica utilizada es la aplicación de la pintura directamente sobre tela, de grandes dimensiones, 3,1 x 4,26 metros, donde se representa un jarrón decorativo. Actualmente se está llevando a cabo una minuciosa intervención integral de restauración, que consiste en la consolidación y reintegración del tejido, empleando soportes parciales teñidos e hilos de similares características a los originales. En el reverso, a modo de protección, se coloca un tejido de refuerzo.

Tras su restauración, a finales de año, se instalará de nuevo un sistema de colgadura y quedará expuesta en las salas del Palacio Gótico del Alcázar. Anteriormente, se ha restaurado otra sarga de Gustavo Bacarisas del Palacio Gótico. Los trabajos de conservación de las dos sargas (pinturas sobre telas) han tenido un coste de 17.300 euros.

La primera de las telas tiene como emplazamiento habitual la sala de fiestas del Palacio Gótico del Real Alcázar. Representa un paisaje marino enmarcado por columnas con entablamento y guirnaldas vegetales y está presidido por un medallón con la figura de Cristóbal Colón. La segunda está situada en la salida hacia los jardines y muestra un tema ornamental, con jarrón y motivos vegetales.

Laura Pol Méndez afirma que el principal problema ha sido el deterioro de las fibras de las telas debido a su fragilidad y a las condiciones climáticas (luz y humedad), que han ocasionado desgarros y roturas. Por ello, se han descolgado esas dos piezas de su ubicación habitual, se han limpiado de forma cuidadosa, se han documentado, se han recogido muestras y se han preparado para su intervención.

La apertura del taller está prevista dentro de la programación propia diseñada por el Patronato del Real Alcázar. Consiste en un delicado proceso «a quirófano abierto» sin entorpecer el trabajo de los profesionales. De hecho, el taller para las sargas instalado en el propio recinto palaciego no está cerrado, sino abierto al público. Como también se abrió al público la actuación arqueológica en el semisótano del Palacio del Rey Don Pedro en el otoño pasado.

El objetivo, por tanto, es compatibilizar estas obras y actuaciones arqueológicas y de conservación y restauración con visitas a las mismas, poniendo en valor el trabajo de los profesionales, que es un atractivo más para quienes visitan el Real Alcázar.

Recientemente el Patronato del Real Alcázar de Sevilla sacó a licitación las obras del cenador, el estanque y Jardín del León con un presupuesto de 381.000 euros y un plazo máximo de ejecución de doce meses. Se trata de una de las intervenciones más importantes que se acometen en los últimos años en el monumento, declarado patrimonio mundial por la Unesco, y cuyos estudios previos y planificación de los trabajos han requerido una inversión adicional de 46.165 euros.

La actuación para el cenador consiste en la eliminación de humedades en los muros, la restauración de cubierta, pavimentos, pinturas al fresco o bancos, una nueva iluminación y la instalación de sistemas antipalomas. En el estanque, se procederá a impermeabilizarlo y restaurar la fuente de piedra y la cerrajería. El jardín que rodea al cenador y al estanque será restaurado con vegetación adecuada a la historia, la estética, el paisajismo y la botánica que ha de tener el cenador del León.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz, explicó que «bajo este equipo de gobierno, el Alcázar está impulsando como nunca la inversión en su propio patrimonio, y no sólo en labores de restauración sino también en investigación arqueológica, conservación preventiva, que aquí no se había hecho hasta ahora», en ampliación y diversificación de su oferta cultural y de actividades familiares y en difusión entre los vecinos y las vecinas de Sevilla».

De hecho —recordó Muñoz—, recientemente se han adjudicado conservaciones preventivas de las fuentes por 42.000 euros y se han licitado las correspondientes a las carpinterías históricas por 52.831 euros, se han acometido intervenciones de urgencia sobre dos de las sargas de Gustavo, al tiempo que se han concluido las obras de restauración en los patios del Asistente y de la Contratación por 142.476 euros.

«Son sólo algunos de los ejemplos de intervenciones sobre el patrimonio, aunque son muchas más las actuaciones realizadas y las que están en la actualidad en proceso de licitación», indicó Muñoz. En algo más de un año, y sólo en patrimonio, la inversión alcanza los 800.000 euros. Junto a ello, habría que añadir los nuevos sistemas contra incendios instalados en el interior, con una inversión de 48.974 euros, y la licitación por 2,4 millones de la seguridad del conjunto palaciego, sin olvidar tampoco los múltiples programas culturales, como el ciclo de conciertos «Noches en los Jardines del Real Alcázar», con 153.000 euros, y las programaciones familiares de Navidad, primavera y verano. “Es un amplísimo conjunto de inversiones en este último año en el que es el principal patrimonio del Ayuntamiento”, recordó el delegado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *