Arrojan nuevos datos sobre el origen de los Dólmenes de Antequera

Arrojan nuevos datos sobre el origen de los Dólmenes de Antequera

El abrigo de Matacabras data, probablemente, como poco, de inicios del IV milenio antes de Cristo. Es uno de los datos que revelan los estudios basados en un análisis de alta resolución de la Peña de los Enamorados, parte importante del Sitio de los Dólmenes de Antequera. Lugar declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2016.

El Grupo Atlas del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, que estudia los territorios y paisajes en la Prehistoria reciente de Andalucía, ha trabajado en el abrigo de Matacabras, que alberga pinturas rupestres de estilo esquemático. Este abrigo se encuentra enclavado en el sector norte de la Peña de los Enamorados, que recuerda por su forma la cara de una mujer durmiente.

El área mantiene una relación visual y simbólica de primer orden, según el estudio, con el dolmen de Menga, estableciendo unas relaciones paisajísticas que «son posiblemente únicas en la Prehistoria europea». El hallazgo demostraría la importancia de este lugar como referencia para las poblaciones neolíticas en la región y, «posiblemente más antiguas».

Esto también daría una explicación a la «anómala orientación del dolmen de Menga». «Los datos obtenidos, además, permiten una primera valoración del abrigo de Matacabras desde el punto de vista de su conservación futura, y hacer un diagnóstico de las patologías que afectan actualmente a los motivos», señala el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Sevilla Leonardo García Sanjuán.

Peña de los Enamorados de Antequera –

Metodología de estudio

Para esta investigación se ha empleado una metodología arqueológica multidisciplinar de última generación. Se ha hecho una reconstrucción fotogramétrica integral del abrigo, análisis de sus motivos gráficos por procesamiento digital de imágenes y colorimetría, datación por serie de Uranio-Torio de las costras que presentan los motivos, análisis arqueométricos de las cerámicas asociadas al abrigo y al vecino sitio de Piedras Blancas I, ubicado al pie de la Peña de los Enamorados, por activación de neutrones y difracción de rayos X, así como un completo análisis estilístico de los motivos.

Esta compleja investigación se ha financiado por el Proyecto «Naturaleza, Sociedad y Monumentalidad: Investigaciones Arqueológicas de Alta Resolución del Paisaje Megalítico de Antequera» del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla y ha contado con financiación del Plan Nacional I+D del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Se ha hecho con un equipo que incluye especialistas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de Alcalá de Henares, Southampton, Lisboa y la Universidad de Sevilla, que han conseguido arrojar nuevos datos sobre los misterios que albergan los Dólmenes de Antequera.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *