Bobastro: una basílica rupestre mozárabe en el corazón de la sierra de Málaga

Bobastro: una basílica rupestre mozárabe en el corazón de la sierra de Málaga

 
Cuando se sube por la estrecha carretera jalonada de curvas que conduce a la Mesa de Villaverde (Ardales, Málaga) donde se encuentra ubicado el yacimiento arqueológico de Bobastro resulta fácil imaginar por qué fue éste el lugar elegido por el caudillo Omar Ibn Hafsun para hacerse fuerte y liderar desde allí una impresionante revuelta contra el emir de Córdoba en el año 880. El paseo merece la pena: el paisaje durante todo el recorrido es sobrecogedor y la vegetación, en la que predominan pinos carracos y eucaliptos, ofrecen al visitante reductos para el descanso.
Yacimiento de Bobastro.
El yacimiento se encuentra en el municipio de Ardales, que presume de ser la puerta al conocido y concurrido sendero del Caminito del Rey. El acceso a las ruinas de Bobastro se realiza desde la carretera Álora-Ardales, a unos dos kilómetros al norte del hermoso embalse del Conde de Guadalhorce, más conocido como “El Chorro”, que cuenta con buenas zonas para bañarse en verano y con un camping muy bien dotado en el que se puede disfrutar de un entorno natural inigualable.
 
La subida al yacimiento está bien señalizada. Una caseta de información turística, en la que también se pueden contratar visitas guiadas, marca la entrada al conjunto. El acceso al yacimiento se inicia con por una empinada escalera excavada en la roca que está bien protegida y no ofrece mucha dificultad. El resto del recorrido está señalizado con paneles explicativos que resultan suficientes para comprender la importancia del enclave si se opta por realizar el recorrido por cuenta propia.
Bobastro.
 
La ciudad de Bobastro estuvo habitada durante los siglos IX y X y se considera una de las poblaciones medievales “más conflictivas” de la historia. Desde ella, el caudillo Omar Ibn Hafsun hostigó a los militares del califato cordobés y pactó con los dirigentes locales de las montañas malagueñas que se convirtieron en sus aliados.
 
Muchas de las construcciones que aún se pueden ver en Bobastro están excavadas en la roca. El visitante puede reconocer casas, edificios militares y otros de uso común para la población. También se pueden visitar los restos de una notable necrópolis y un castillo, pero el edificio más importante y significativo del yacimiento es la gran basílica mozárabe, única en su estilo en el territorio de Al-Ándalus.
 
Omar Ibn Hafsun se convirtió al catolicismo en el 899 y, tras su bautizo, recibió el nombre cristiano de Samuel. Esto explicaría la presencia de esta iglesia en la ciudad de Bobastro. En la zona se puede observar un complejo de edificios que conforman una construcción de estructura cuadrada que pudiera haber albergado un convento de eremitas. Las diferentes estancias y almacenes están dispuestos en torno a un patio central con un aljibe en el centro. En un promontorio situado al lado sur, se trabajó la piedra hasta hacer surgir una iglesia de planta basilical de tres naves, decorada con arcos de herraduras y que estaba cubierta por un tejado a dos aguas sostenido por un armazón de madera.
 
Bobastro, que es Monumento Nacional desde 1931, resistió como territorio independiente más de cincuenta años hasta que fue tomada por Abderramán III en enero de 928. En el Museo de Ardales se conservan materiales procedentes de este importante yacimiento.
 
La visita tiene una duración aproximada de una hora, aunque los más curiosos pueden demorarse cuanto quieran para disfrutar de la singular historia del lugar y del magnífico paisaje que rodea el yacimiento.
 
El horario para descubrir este interesante escenario histórico y natural es de 10:00 a 15:00, de martes a domingo y lunes festivos. Hay visitas guiadas cada hora y el precio de la entrada es más que asequible: 3€ la entrada general y 2€ para jubilados y niños de 5 a 12 año. También hay precios especiales para grupos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *