A la venta en Londres un cuadro de Botticelli de una colección española declarado BIC

A la venta en Londres un cuadro de Botticelli de una colección española declarado BIC

Suscita gran expectación y sorpresa la venta en Londres de un magnificó retrato de Sandro Boticelli (Florencia, 1445-1510), perteneciente a la importante colección de la familia Cambó, que durante casi 20 años estuvo expuesto en una sala del Museo del Prado junto a otras tres pinturas de uno de los más grandes maestros del Renacimiento.

Se trata del «Retrato de Michele Marullo» (1496-1497), poeta greco en lengua latina, único Boticelli en manos privadas disponible en el mercado. La galería londinense «Trinity Fine Art Ltd.», especializada en arte europeo del S. XV al XIX, presenta para la importante «Frize Masters» (la lujosa feria mundial de arte dedicada a los maestros, que se celebra desde el 3 al 6 de octubre) un proyecto centrado solo en esta obra maestra, expuesta así en lugar preferente para atraer mejor la atención de los visitantes, lo que da idea del gran relieve internacional que tiene esta venta.

Histórico mecenas

«Retrato de Michele Marullo» pertenece a la importante colección de la familia Cambó, que en el año 2004 lo prestó al Museo del Prado, durante un año prorrogable. En el 2008 formó parte de las obras exhibidas en la exposición «El retrato del Renacimiento» en el citado centro. El lienzo viajó también al extranjero en varias exposiciones internacionales. Francisco de Asís Cambó (1876-1947), político, empresario y coleccionista, tuvo pasión por el Renacimiento italiano, en particular por Sandro Boticelli. Este histórico mecenas compró la mayoría de las obras del maestro florentino que se pueden admirar en España. En 1941, durante su exilio en Buenos Aires, cedió al Prado parte de su colección a los fondos de la pinacoteca madrileña. Cambó falleció en la capital argentina en 1947 y su colección fue heredara por su única hija Helena Cambó i Mallol (Zurich, 1929) presidenta del Instituto Cambó que fundó con su marido el abogado Ramón Guardans, y miembro de honor del Patronato del Museo del Prado.

La venta ha suscitado alerta entre los amantes españoles del arte renacentista. El ministerio de Cultura está al corriente de la noticia. El cuadro fue declarado BIC («Bien de Interés Cultural») en 1988, y en consecuencia es inexportable. Pero «puede salir de España con un permiso de exportación temporal, como el que tiene en la actualidad». Según el ministerio, «los propietarios de esta pintura son conscientes de que es BIC, lo que comporta una limitación para su venta, al estar incluida en esa categoría». Es decir, «pueden ofrecerla en venta, pero el comprador tendrá que ser consciente de que esa pintura no va a poder desvincularse de España nunca y tendrá que cumplir con todos los requisitos y garantías que la normativa exige para los BIC».

Cuadro refinado

«Retrato de Michele Marullo» es muy conocido y especialmente representativo de la obra de Boticelli. Está considerado como uno de los retratos más refinados del maestro renacentista. A diferencia de las obras de Boticelli vendidas en los últimos decenios -entre ellas se recuerda la Madonna Rockefeller, que alcanzó en el 2013 en una subasta de Christie’s el récord de casi diez millones de euros-, esta obra fue pintado totalmente por la mano del maestro Boticelli, según destaca «ArtsLife».

En efecto, los retratos eran obras más costosas que se hacían por encargo de los clientes, a diferencia de las imágenes religiosas que eran obras más rutinarias y podían ser realizadas por los colaboradores o discípulos del taller del maestro. El protagonista del cuadro, Michele Marullo Tarcaniota (Costantinopla, 1452 –Volterra, Toscana, 1500), poeta representativo del Renacimiento, estuvo al servicio de Caterina Sforza y combatió contra el ejército de Cesare Borgia. Francisco Cambó afirmó que este retrato era una de las obras preferidas de su gran colección.

Catálogo especial

La galería «Trinity Fine Art» le ha dedicado un catálogocompletamente ilustrado con un ensayo original de Carl Strehlke, especializado en arte italiano, comisario emérito del Museo de Filadelfia. El propietario de la «Trinity Fine Art» es Carlo Orsi, una figura destacada en el mercado internacional de arte antiguo y expresidente de la Asociación de anticuarios italianos. Orsi ha vendido obras maestras de Orazio Gentilleschi, Canova y Bernini, entre otros maestros, y mantiene contactos con importantes museos internacionales y coleccionistas privados. Medios italianos, como el Corriere della Sera, primer periódico del país, se ha hecho eco de la venta.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *