Tiempos de descubrir… “La Misericordia” (Confinamiento, COVID`19)

Trabajo realizado por los alumnos y alumnas

del I.E.S. La Pedrera Blanca (Chiclana de la Frontera, Cádiz)

Abril – Marzo de 2020, por Ana María Bravo Vila

A principios de abril, durante otra mañana de confinamiento, me encontraba delante del ordenador pensando en cómo elaborar una actividad para que los alumnos pudieran trabajar la celebración del Día del Libro de 2020 cuando, de repente, recordé que el cartel anunciador en Cádiz de dicho evento estaba dedicado a la figura y obra de don Benito Pérez Galdós, escritor emblemático del siglo XIX, con motivo del centenario de su fallecimiento.

Me sentí aliviada y con ansias para proponer el proyecto que, en un momento, vi con claridad en mi mente: en la situación de estado de alarma por la que estamos atravesando, transmitir ¡Qué importantes son los libros! de modo que los alumnos puedan convertirlos en todo un aliado para sobrellevar mejor el confinamiento.

La propuesta consistía en que el alumnado, tanto de Secundaria como de Bachillerato, investigasen en Internet la obra de Galdós titulada Misericordia para poder trabajarla de distintas formas entre todos.

En Secundaria, se propuso a unos alumnos la elaboración de marcapáginas con el título de la citada obra así como recoger el significado de la palabra y a otros diseñar la portada para un libro a partir de cómo representarían la “misericordia” en una ilustración.

Por otra parte, en Bachillerato, los alumnos deberían dar un enfoque diferente, como era buscar el contexto histórico donde se desarrolla la realidad que describe el autor a través de Benigna, la protagonista, que lleva a cabo una gran obra de misericordia cuando pide para que su señora Paca no pase hambre ya que está arruinada y sin marido que le procurara el sustento (su condición de mujer, en aquella época, le suponía encontrarse en unas condiciones muy desfavorables). Benina, otra mujer, es una persona misericordiosa que ayuda a otra aunque no tenga para ella dando así sentido al título referido.

Mi objetivo principal con esta propuesta de trabajo era que el alumnado, una vez que los orienté con unas pautas para iniciar su trabajo, buscaran información sobre el término “misericordia” y que me sorprendiesen con lo que aportaban tras sus investigaciones.

Estaba impaciente, todos los días, cuando me sentaba para revisar las actividades de los alumnos. Qué sensación de curiosidad sentí cuando comprobé que ya había tareas del Día del Libro colgadas. Y comencé a abrir y leer en los distintos niveles para ver qué habían hecho.

Los cursos de primero y segundo realizaron diferentes marcapáginas y distintas ilustraciones muy originales, con la definición que se les había pedido o alguna frase que llevara la palabra “misericordia”. Los mayores, segundo ciclo de ESO y Bachillerato, hicieron aportaciones muy curiosas y diversas: algunos alumnos hacían referencia a Hospitales con ese nombre, Hermandades y pasos de Semana Santa o un alumno de Bachillerato recopiló información sobre pintores en cuyas obras habían tratado el tema de la misericordia como Murillo, Caravaggio y Pieter Brugehel el Viejo.

Me ha parecido bastante curioso cómo otros han trabajado el origen etimológico de la palabra, que proviene del latín, y su significado en hebreo. Hay alumnos que me han hablado de cierto asiento en los coros de las iglesias que permite descansar cuando se está durante bastante tiempo de pie. En este punto, el alumnado se me adelantó pues pensaba llevarlos a la catedral de Cádiz para que pudieran verlos.

No menos curioso es lo que resaltó un alumno sobre un puñal que se llama Misericorde y que es con el que los caballeros medievales daban el golpe de gracia a sus rivales heridos fatalmente.

No olvidaron mencionar el Año Santo de la Misericordia el año 2015 convocado por el Papa Francisco y declarado Jubileo de la Misericordia. Tampoco se quedó en el tintero hacer una detallada búsqueda del significado de esta magnífica palabra y, en consecuencia, escriben que es para los cristianos un atributo divino y la capacidad de sentir compasión por los que sufren y ser capaces de brindarles apoyo. Se trata de un valor que lleva a los seres humanos a conmoverse por los demás del mismo modo que es una actitud bondadosa que una persona muestra a otra que está pasando por un mal momento.

Destacan ciertos alumnos que la misericordia puede confundirse con la lástima o han encontrado sus antónimos: impiedad, inclemencia, maldad, condena.

Un participante cree que el título de la obra tiene una doble lectura: por un lado, la misericordia que sí demuestra la protagonista, Benina, con doña Paca y con la gente de su alrededor y, por otro, la falta de misericordia hacia Benina de la clase burguesa retratada en la obra.

Pero, sin duda, lo que yo esperaba con inquietud eran sus reflexiones personales y la relación del significado de la palabra “misericordia” con la situación excepcional que estábamos viviendo todos nosotros. Fue entonces cuando me sentí, en muchos momentos, emocionada y contenta con sus conclusiones o las sensaciones que le provocó la realización del trabajo.

Muchos comentan que desconocían la palabra en sí y su significado; también que es una palabra bonita y que les gusta bastante el significado puesto que todo lo que sea ayudar a alguien necesitado es el sentimiento más bonito que puede existir. Hay quien señala que no podemos saber si en algún momento seremos nosotros los que necesitemos esa ayuda, que ayudar es muy valioso cuando lo hacemos sin esperar nada a cambio, sin buscar recompensa alguna mostrando nuestra bondad con una pequeña acción que dice mucho de nosotros mismos.

Argumentan que muchas personas carecen de esta cualidad, es decir, que debería existir más gente con ella para poder ayudarnos entre todos y crear una sociedad mejor pues es el momento de recapacitar sobre cómo es el mundo en el que vivimos y qué sociedad estamos contribuyendo a crear. Que hay que ser valiente para ayudar a los demás como lo han hecho muchas personas en estos momentos de pandemia, siendo misericordiosos con una simple caricia o gesto de afecto. Que es una cualidad difícil de llevar a cabo en la sociedad del siglo XXI pero que todos deberíamos practicar haciendo un pequeño esfuerzo. Que gracias a Benito Pérez Galdós han visualizado la miseria de la vida por la que han pasado, pasan y pasarán, desgraciadamente, cientos de personas tras la propagación del virus COVID19. Un ejemplo de ello son aquellas que han necesitado ayuda social para comer de la mano de ONGS y Caritas.

Para cerrar esta sucinta memoria sobre las actividades realizadas con motivo del Día del Libro en el presente curso escolar, me gustaría terminar con las palabras de un alumno que dicen así: “Todos tenemos que ser amables y solidarios con las personas porque esto te llena por dentro y te hace sentirte más feliz”.

Como profesora, hoy soy feliz gracias al ejemplo de Benina, “una flor de piedad” y verdadera enseñanza para los alumnos.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *