Descubren en Cáceres las huellas de arte neandertal más antiguas del mundo

Descubren en Cáceres las huellas de arte neandertal más antiguas del mundo

Descubren en Cáceres las huellas de arte neandertal más antiguas del mundo

Mano en negativo de la cueva de Maltravieso en Cáceres. Una datada hace 66.000 años/H.COLLADO
Mano en negativo de la cueva de Maltravieso en Cáceres. Una datada hace 66.000 años / H.COLLADO

Una investigación internacional fija en 66.700 años la fecha de una de las manos de la cueva, lo que certifica su origen neandertal

CRISTINA NÚÑEZ – Cáceres – 

La cueva de Maltravieso, uno de los focos más destacados de arte rupestre de la Península Ibérica, protagoniza un hallazgo vital que va a modificar conceptos del estudio de la evolución humana. La noticia ocupa la portada de la revista Science y tiene una importante repercusión internacional. Estudios de datación llevados a cabo por un grupo de investigación europeo han concluido que una de las pinturas que se hallan en las paredes de esta oquedad tiene una antigüedad de al menos 66.700 años, más del triple de lo que se estimaba hasta el momento, ya que la edad de las célebres manos en positivo y negativo se fijaba en 20.000 años. Marcos García Díez, profesor de la universidad Isabel I de Burgos es uno de los estudiosos que ha participado en este análisis, que encabezan el profesor de la Universidad de Southampton Alistair Pike y el profesor alemán Dirk Hoffmann del Instituto Max Planck de Antropología, entre otros. Los expertos de la Junta de Extremadura Hipólito ColladoJuan Carlos AguilarJosé Ramón Bello también han participado en el estudio de Maltravieso. Las muestras se tomaron en dos ocasiones diferentes, en diciembre de 2014 y abril de 2016.

García Díez explica que la importancia de este hallazgo radica en que por primera vez puede establecerse que los neandertales fueron los autores de estas pinturas, lo que añade luz al debate «sobre la capacidad de expresión simbólica de los neandertales». El análisis de la calcita sobre una de las manos que se ha hecho utilizando el método del Uranio-Tonio habla de que su origen tiene lugar 20.000 años antes de que el Homo Sapiens llegara a Europa. Por tanto, según este estudio, no hay duda de que fue esta especie la autora de estos símbolos. Este grupo, denominado ‘Datando el origen y desarrollo del arte rupestre Paleolítico en Europa a partir del desequilibrio de la serie del Uranio’ ha investigado de manera conjunta otras dos cuevas españolas: La Pasiega en Cantabria y Ardales en Málaga, en las que ha llegado a conclusiones similares, dataciones antiguas, lo cual hace pensar que podría haber otros puntos en la Península Ibérica donde también pudieran encontrarse estos símbolos, fundamentales para el conocimiento de la Prehistoria.

Portada de la revista 'Science'
Portada de la revista ‘Science’

Para Marcos García Díez las conclusiones no dejan ninguna duda porque «los primeros sapiens aparecen hace 45.000 años». Uno de los aspectos más interesantes de esta investigación es delimitar las características de los neandertales y sus cualidades cognitivas, más allá de los propios atributos físicos.

Rasgos comunes

Según figura en la nota emitida por la consejería de Cultura, el investigador Paul Petitt de la Universidad de Durham afirma que el hecho de tener ejemplos de tres cuevas a 700 kilómetros de distancia «evidencia de que esta fue una tradición con gran recorrido, en el que los neandertales fueron los primeros humanos en dejar marcas permanentes y significativas en cuevas profundas. Es muy posible que el arte rupestre similar documentado en otras cuevas de Europa occidental, que durante tanto tiempo se supuso que era obra de nuestra especie, tenga un origen neandertal».

Las tres cuevas tienen en común pinturas paleolíticas en su mayoría en rojo (ocre), ocasionalmente en negro, que contienen grupos de animales, puntos, signos geométricos, huellas de manos en negativo y positivo y grabados, explica la nota enviada por la administración regional. Los investigadores descartan todo tipo de creación arbitraria, ya que su elaboración implicó planificar una fuente de luz, buscar con precisión una fuente adecuada y mezclar los pigmentos para colorear las figuras.

Las cuevas de Ardales en Málaga y La Pasiega en Cantabria ofrecen dataciones similares

Para Hipólito Collado, jefe de la Sección de Arqueología de la Junta de Extremadura, este hallazgo indica «que las huellas más antiguas del mundo se localizan en esta pequeña cavidad cacereña, donde los neandertales tomaron conciencia de su propia identidad y dejaron sobre la pared aquello que más les identificaba como humanos: la huella de su propia mano». Según la nota de la Junta Collado lleva años trabajando en una línea de investigación sobre el origen Neandertal del arte rupestre. Al parecer las investigaciones se habían visto obstaculizadas por la falta de datos concluyentes. El radiocarbono como fórmula para datar estos restos podía dar fallos, ya que «las muestras de pigmentos de radiocarbono son propensas a la contaminación y pueden dar estimaciones de edad falsas, la obtención de muestras de carbón necesarias para este método es destructiva para las figuras». La dificultad surge también al estar muchas de estas pinturas hechos con pigmentos minerales como el ocre, que no contienen ningún material orgánico y por tanto es imposible fechar. Se ha trabajado con depósitos de carbonato similares a pequeñas estalagmitas que contienen rastros de uranio radiactivo y torio, las sustancias encargadas de revelar cuándo se formaron los depósitos.

Este jueves se presentaba en Málaga la parte del proyecto referente a la cueva de Ardales. La financiación de esta investigación se ha llevado a cabo a través de la Natural Environment Research Council (Gran Bretaña), la National Geographic Society (Estados Unidos), el Max Planck Society (Alemania) y la Royal Society Wolfson Research Merit Award (Gran Bretaña).

Repercusión

Los investigadores han guardado con celo que la información pudiera trascender antes de las 20 horas del 22 de febrero. La prestigiosa publicación americana mantuvo embargados estos datos hasta este momento. Las alertas que envían a los periodistas científicos suscritos a esta publicación ha creado un interés a nivel mundial por este hallazgo, que sin duda difundirá el nombre de Maltravieso por todo el mundo. Los amantes de la prehistoria y de la evolución humana ya tienen un punto en donde encontrar información para reconstruir ese pasado que nos ayuda a entender nuestro presente.

Entrada de la cueva de Maltravieso, que permanece cerrada. ::
Entrada de la cueva de Maltravieso, que permanece cerrada. :: / HOY

Más información

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *